Se arma la trifulca cuando la cobradora les exige el abono semanal, por lo que le lanzan agua como a los perros.



Octubre 2019. Difícil tarea tienen todos aquellos que se dedican laboralmente a ir a cobrar los abonos a las personas que sacaron préstamos o muebles  en pagos chiquitos y que tiene un contrato con una empresa particular.

Pues mientras unos se niegan a pagar o dicen no tener el dinero, otros simplemente no dan la cara; sin embargo en esta ocasión un grupo de trabajadores ( vestidos de verde con negro) fueron a un domicilio a tratar de conseguir el abono atrasado de una familia, sin embargo los recibieron con una cubetada de agua, situación que indignó y molesto completamente a una trabajadora y sin importarle que pudiera ser demandada por invadir la privacidad de los deudores, se lanzó sobre la mujer que le aventó el agua, lo que derivó una riña entre ambos bandos.

A pesar de que los cobradores gritaban  "No, Laura tranquila" esta mujer quiso defender su dignidad sobre su propio empleo, pues no midió la consecuencias de haber contestado la agresión de la familia que visitaban.