Quería que le despertaran al muñeco pero terminó aplastado y sin ilusiones.



Octubre 2019. Cada vez es más difícil para los centros nocturnos acaparar nuevos clientes y hacer volver a unos cuantos otra vez, por lo que la realización de shows o concursos que ambientan a los asistentes siempre tiene un grado de dificultad, pues no pueden caer en la monotonía y el rezago.

La vieja y más segura táctica siempre es de una bellas damas presentando un espectaculo de baile en el que su vestuario jugará en papel principal, y que es que nunca fallan esos cortos shorts con un ajustado top que resalten la belleza de la bailarina.

Pero al final del espectaculo viene la parte de convivir con el público, lo que un concurso entre  los asistentes por un  tentador cubetazo siempre será el pretexto perfecto para levantar el ánimo y que el ambiente se prenda.  Sin embargo no siempre resulta como se cree, pues este caballero lejos de ganarse el premio mayor, obtuvo las burlas de sus amigos y público presente en un centro de espectáculos, pues al momento de que una bailarina le hiciera el baile del gusano ambos cayeron de la silla dejando atrás la posibilidad de adquirir el tan esperado cubetazo.