Robaba perros para después venderlos en forma de carne enchilada por las calles.


Septiembre 2019. La falta de empleo y la necesidad por llevar el sustento al hogar puede ser el motivo detonante para que cualquier mujer u hombre se cometa los más atroces actos en contra de sus semejantes o de animales indefensos como lo son los caninos.

Después de una serie de denuncias por la desaparición de canino en Lomas de San Sebastián, Puebla las autoridades locales comenzaron una fuerte investigación dando como resultado que en el domicilio de una mujer había aproximadamente 50 caninos vivos y al menos uno muerto y refrigerado en interior del mismo.

Vecino de la ahora detenida y señalada como presunta culpable aseguraban que la mujer se dedicaba a robarse a los perros para venderlos después como carne enchilada y hasta para propio consumo, ante la concentración de tantos caminos sin las debidas medidas higiénicas el aroma que salía de su casa era fétido y constante.

Durante su detención decenas de vecinos arribaron al domicilio de la señalada, intentaban lincharla por lo que gritos como "quemenla, matenla," no dejaban de escucharse. La mujer llevaba consigo en esos momentos a un menor de edad situación que le ayudó para que la gente se detuviera y accediera a que se la llevaran detenida al MP correspondiente.