Coopero con la seguridad privada de una tienda comercial a tal manera que hasta la ropa le sobró.


Septiembre 2019. En los últimos años se ha evidenciado la forma en la que hombres y mujeres extraen productos de tiendas  departamentales y supermercados, escondiendo los objetos  entre sus cuerpos, es por ello que las medidas de seguridad han aumentado en estos establecimientos por lo que el uso de cámaras que les permitan observar la actividad de los clientes entre los pasillos es de gran utilidad.

Pero no siempre obtienen los mejores resultados, pues hay quienes todavía logran escabullirse del lugar con los productos y en contraste hay a quienes se les pide una revisión por ser sospechosos de hurto, sin embargo suelen ser totalmente inocentes. 

Así sucedió con esta mujer que se encontraba en compañía de un masculino, cuando al dirigirse hacia la salida de un Walmart sucursal Tepeyac de la Alcaldía Gustavo A. Madero, CDMX un empleado de seguridad del lugar le pide una revisión antes de que esta se fuera del lugar. La mujer ante la petición alzó los hombros e instantes después se desprendió de una falda que llevaba puesta y después de la blusa.  Su acompañante no puso objeción ante lo sucedido y solo caminó detrás de la fémina para  finalmente salir del lugar.