Asiste con su esposa a restaurante y se pone nervioso al ver a la mesera que le atiende.


Septiembre 2019.  Salir  a pasear en pareja puede ser lo más sano para llevar una relación sana, por lo que tener una comida o cena romántica en un restaurante con la comida que  ambos les gusta puede ser el pretexto perfecto para que el amor tenga la misma intensidad que en el noviazgo en caso de que ya lleven varios años de casados.

Sin embargo todo puede complicarse si en el lugar elegido por los dos, las meseras sean con un perfil esbelto y tonificado sin dejar atrás el uniforme que engalana su belleza, ese justo momento en el que llega la empleada a ofrecerte la carta con los suculentos platillos que ahí sirven no sabes si agradecer cordialmente o tratar de ignorarla pues seguramente tu acompañante se pondrá furiosa si haces el mínimo intento de cruzar mirada o palabra con la chica.

Un vídeo se hizo famoso en redes sociales, gracias a que un hombre maduro acompañado de su esposa se puso nervioso al recibir la cuenta de lo que habían consumido en el lugar, a tal grado que se olvidó de dejar la propina de la mesera con tal de salir del lugar y de que su esposa ya no se enfadara más.